WHEATGRASS Y FIBROMIALGIA

La fibromialgia es una situación que afecta mayoritariamente a mujeres y que produce dolor prolongado a lo largo del cuerpo durante al menos 3 meses.  Habitualmente incluye dolores de cabeza, articulares, de músculos,  etc., y se relaciona además con trastornos del sueño, fatiga crónica, dificultad para mantener  concentración, desequilibrios en el estado de ánimo, incluso ansiedad y depresión. 

Para ser diagnosticado es necesario un historial médico completo y un examen físico, hecho por un  profesional. Las causas de este diagnóstico son desconocidas aún, se cree que se debe a un  problema en el sistema nervioso central, procesador el dolor. Para muchos pacientes, estos síntomas  persisten durante años y conducen a un uso frecuente de la atención médica; para algunos, la  fibromialgia y sus síntomas pueden ser debilitantes. 

Aunque hay muchos tratamientos disponibles, el manejo sigue siendo un desafío. Los recomendados combinan enfoques multidisciplinarios que incluyen educación, ejercicios, ajuste del estrés y, si es necesario, terapias cognitivo-conductuales. De acuerdo a cada  situación particular pueden incluso ser necesarios algunos medicamentos.  

Recientemente, se ha propuesto que es fundamental encontrarse bien nutridos y con una disponibilidad adecuada de micronutrientes  

Se ha asociado el dolor muscular con deficiencias de aminoácidos, magnesio, selenio, vitaminas B y  D, desequilibrio en probiótico, así como también con los efectos nocivos de los metales pesados, como  el mercurio, el cadmio y el plomo. Recientes investigaciones indican que los pacientes con deficiencia  de ciertos nutrientes esenciales pueden desarrollar disfunción de los mecanismos inhibidores del dolor  junto con fatiga y otros síntomas característicos de la fibromialgia. Por lo tanto, la orientación dietética  es fundamental para los pacientes con este diagnóstico. Cuando se logran los niveles óptimos de  nutrición, los niveles de dolor generalmente se reducen. De la intervención nutricional, aunque se  requiere más y mejores estudios ya se está hablando de lo prometedor de los ajustes dietéticos como  complemento a otros tratamientos de la fibromialgia.  

El wheatgrass posee un alto contenido de clorofila y vitaminas esenciales como el complejo B, vitamina  C, vitamina E, carotenos, variados minerales, enzimas digestivas, aminoácidos, fibras dietéticas, etc. (ver tabla 1 y 2)

Tabla 1: Niveles de vitaminas y minerales en jugo de pasto de trigo. 

Ácido ascórbico 25,2 mg/100 ml
Ácido deshidroascórbico 7,6 mg/100 ml
Vitamina E 8,5 mg/100 ml
Caroteno 2,43 mg/100 ml
Potasio 57 mg/100 ml
Fósforo 8,2 mg/100 ml
Calcio 2,4 mg/100 ml
Azufre 2,37 mg/100 ml
Magnesio 1,7 mg/100 ml
Zinc 0,02 mg/100 ml
Cobre 0,007 mg/100 ml
B1 201,8 ug/ml
B2 1,28 ug/ml
B3 34,48 ug/ml
B6 4,66 ug/ml
B9 7,4 ug/ml
B12 28,90 ug/ml

Tabla 2: Contenido de aminoácidos en jugo de pasto de trigo. 

Ácido aspártico 510,3 ug/100 ml
Treonina 105,8 ug/100 ml
Serina 201,8 ug/100 ml
Asparagina 3039,6 ug/100 ml
Glutamina 200,6 ug/100 ml
Prolina 33,6 ug/100 ml
Glicina 20,6 ug/100 ml
Alanina 166,4 ug/100 ml
Valina 271,1 ug/100 ml
Metionina 14 ug/100 ml
Isoleucina 145,1 ug/100 ml
Leucina 101 ug/100 ml
Tirosina 121,8 ug/100 ml
Fenilalanina 200,9 ug/100 ml
Lisina 174,5 ug/100 ml
Histidina 232,2 ug/100 ml
Triptófano 160,1 ug/100 ml
Arginina 252,9 ug/100 ml

El jugo prensado de pasto de trigo además de aportar diversos nutrientes ayuda con el equilibrio del  estrés oxidativo, del sistema digestivo, lo que ayudaría con la microbiota, favorece la absorción de los  nutrientes de otros alimentos, posee, además, actividad anticancerígena, antiulcerosa, y antiartrítica  debido a la presencia de compuestos biológicamente activos.  

Además del gran aporte de nutrientes de el wheatgrass, debemos los efectos en salud de la cúrcuma  y el jengibre (tripleshot). 

La cúrcuma ha sido ampliamente utilizada para el tratamiento médico de diversas enfermedades entre  ellas estrés y depresión, sus efectos están asociados a la curcumina, sustancia polifenólica lipofílica,  que da el color anaranjado a la raíz, compuesta por diversos alcaloides, flavonoides y terpenoides, los  que pueden actuar suprimiendo procesos inflamatorios. Estos compuestos activos colaboran  restringiendo las enzimas proinflamatorias, disminuyendo la producción de citocinas y quimiocinas  inflamatorias, reduciendo el estrés oxidativo, lo que hace que el consumo de cúrcuma presente efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antihiperlipidémicas y antimicrobianas, entre otros, acciones que  tienen un importante papel en la prevención y el tratamiento de variadas enfermedades, incluso en  autoinmunes y neurológicas. Entendiendo las diferentes formas en que se manifiesta la fibromialgia,  la cúrcuma podría ser un buen aliado dietético para las personas diagnosticadas.  

EL jengibre también ha demostrado tener efectos benéficos sobre los procesos de inflamación y el  estrés oxidativo, donde en estudios animales, el consumo de jengibre incluso mejoró los cambios de  comportamiento relacionados con alteraciones cognitivas, ansiedad y depresión, mejorando alteraciones cognitivas asociadas con el dolor crónico y reduciendo el estado inflamatorio generado  en un modelo experimental de síndrome de fibromialgia, en ratones.  

Es importante mencionar como ambas raíces pueden tener un mejor efecto sinérgico al estar unidas,  estás se potencian en sus propiedades, sobre todo para manejo de situaciones inflamatorias. 

Debemos considerar entonces que el wheatgrass y el triple shot tienen en su conjunto las propiedades  del alimento completo y no sólo aislados los componentes de mayor actividad antiinflamatoria. La  unión de los productos podría colaborar de mejor manera con el control y manejo frente a procesos  oxidativos. 

Teniendo siempre presente la recomendación de consultar con un especialista, tanto para el  diagnóstico como tratamiento individualizado, se infiere que el consumo de wheatgrass o tripleshot  podría contribuir a mejorar el aporte nutricional de la alimentación diaria y por lo tanto favorecer una  mejor respuesta a los tratamientos que requiera la persona.  

Stephanie Riedel, Nutricionista. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *